“Yo siempre le decía que no hacíamos mal, pues era por amor”

Muchos jóvenes se entregan sexualmente “porque nos amamos”. Pero, ¿en verdad es amor? El verdadero amor sabe esperar…

Perdí la virginidad a los 16 años. Fue con mi primer enamorado, a los 10 meses de haber comenzado la relación. Me engañaba a mí misma diciéndome que no era algo pasajero, sino que realmente lo “amaba”. Él pertenecía a un grupo católico y me decía que sentía que hacíamos mal, pero yo siempre le decía que no era así, pues era por amor.

Leer más

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V