“He luchado contra la masturbación y la pornografía desde los 10”

¡Hola! Desde hace tiempo había querido escribirles y compartirles mi historia porque la verdad los testimonios de otros me han ayudado bastante. Yo siempre he pensado en esperar a tener relaciones después del matrimonio, pero mi razón era totalmente egoísta. No quería entregarme a alguien sabiendo que al día siguiente podía cambiar de idea. Al menos con el matrimonio tenía una “seguridad” de que permanecería a mi lado.

Este año he tenido la suerte de tener una amiga que me aconseja continuamente… ¡era lo que yo tanto estaba deseando! ¡Alguien con quien hablar y que vive la castidad de manera comprometida!

Un día hace casi 2 meses, ni siquiera sé cómo, apareció en mis noticias de Facebook un video de La Opción V sobre la masturbación y, lo admito, he luchado contra la masturbación y la adicción a la pornografía desde que tengo 10 años.

Desde que tomé la firme decisión de vivir la castidad día a día me maravillo por las herramientas que encuentro en mi camino. Aunque me costó dar el paso, seguí el consejo de Amanda de decírselo a alguien. Le conté a mi amiga y lloré mucho, ¡pero ella fue tan amable y comprensiva conmigo! De verdad me siento tan afortunada de contar con alguien así en mi vida. Luego de contarle eso nos pusimos a leer juntas Amor Puro y lo terminamos, y en la parte de la promesa de castidad la firmé (en el pdf de mi tablet jejeje).

Justo ese mismo día ya teníamos pensado ir a la Iglesia a confesarnos. Para mí habían pasado 6 años desde mi última confesión ¡y LO DIJE TODO! Fue reconfortante y entendí que aunque sabemos que debemos perdonar a los demás solemos ser muy duros con nosotros mismos. Perdonarnos y permitir que el pasado -esa antigua vida- no interfiera con lo que esperamos del futuro que hemos elegido es difícil, pero no imposible.

Siento como si hubiese pasado mucho tiempo desde la última vez que me sentí realmente tentada a ver pornografía, aún así, muchas veces llegan a mi mente flashes de imágenes de lo que he visto hace mucho tiempo. La verdad, es difícil borrarlas, porque una vez que las ves, quedan impregnadas en tu memoria. Yo ya no quiero eso en mi vida, y desde que me he acercado nuevamente a Dios, ese vacío que llenaba con cosas que me dejaban aún más vacía, ya no se siente así.

En este proceso de vivir la castidad como un estilo de vida me deshice de aquellas cosas que tentaban a mi mente y por eso me gusta leer lo que ustedes publican. Me ha ayudado mucho leer Feminidad Pura de Crystalina Evert y darme cuenta que aunque tenía el deseo de un amor puro y verdadero, el deseo de vivir la castidad, no tenía las bases ni el conocimiento de lo que implica concretamente.

Nunca he tenido enamorado y recuerdo como tan sólo hace unos meses deseaba a alguien en mi vida como para llenar un vacío. Ahora lo único que pienso es qué más debo hacer o seguir haciendo para crecer en el amor verdadero. Me estoy manteniendo firme y sé que en los momentos que pueda flaquear tengo armas de mi lado, pero sobretodo tengo la seguridad de que esto es lo que quiero en mi vida.

¡Gracias nuevamente a ustedes! ¡Sin La Opción V no creo que habría cobrado tanta fuerza en mí este deseo de ser valiente y de ir contracorriente!

C., 23 años, Ecuador

Testimonio escrito para los jóvenes de La Opción V

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

 

 

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V