“¡Gracias a la castidad hoy soy más feliz que nunca!”

Empecé este reto de vivir contracorriente hace más de un año y ¡jamás me arrepentiré!

¡He vivido tantas experiencias hermosas! Desde asistir a una charla de La Opción V, asistir a Misa e incluso ir a un retiro, en el que tuve un profundo conocimiento del amor que Jesús nos tiene, sin importar todo lo pasado. Una vez que decides “ya no quiero seguir siendo esta persona, quiero un cambio, Él te ayuda con todo y te da su Amor para poder darlo a otros.

En mi familia también hubo cambios. Trato de llevar una mejor relación con todos mis familiares (a veces se me complica) y conectar mi nueva vida con la relación que tengo con mi madre. Ella no está muy de acuerdo con mi idea de vivir la castidad. Me dice cosas como que “debo dejar de esperar al hombre perfecto”, o que “seguro te vas a hacer monja”, o —la que más risa me da—, “así no encontrarás a ningún hombre”. Paciencia, paciencia.

También me he encontrado con chic@s que se burlan de mí por “no bailar pegadito”, o por vestir con modestia. En esos momentos recuerdo que no estoy hecha para ser usada sino para ser amada. Es complicado a veces porque los ambientes actuales siguen la corriente de la vida rápida, superficial y sensual.

Cuando uno hace esta opción de vivir la castidad no es que todo se haga más fácil. Desde mi experiencia les puedo decir que los obstáculos siguen siendo muchos, y no me refiero solo a personas que tratan de convencerte de dejar atrás tu “anticuada idea”, sino a la propia fragilidad. A veces me entran ganas de ver una película/serie o de leer algo que en el fondo sé que no me ayudará, una de esas historias o novelas “eróticas” que antes de mi cambio yo solía leer. Vienen también deseos de usar cierta ropa para sentirme deseable y atraer miradas. Imágenes pasadas aparecen en mi mente o surge ese pensamiento de “ahorita podría estar haciendo…”. Resistir a los propios deseos, a la curiosidad, a los impulsos, no es nada fácil. La lucha contracorriente es también contra nuestra propia naturaleza herida, contra los vicios que en nosotros se han hecho una especie de “segunda naturaleza” y que nos arrastran a veces con una fuerza que parece irresistible a hacer lo que no queríamos.

Sea cual sea tu obstáculo, externo o interno, ¡no dejes de luchar y de buscar tu fuerza en Dios!

Mi ahora mejor amiga me está ayudando muchísimo en esta opción y es con quien comparto una amistad de las que son verdaderas. Desde esta experiencia permíteme darte un gran consejo:

Busca ese amig@ que también viva esta opción, porque en los momentos de fragilidad o confusión será tu apoyo sólido, y con las experiencias de cada uno podrán ayudarse a levantarse si caen y a seguir siempre adelante.

Hoy les puedo decir con alegría que no puedo separar el amor de la castidad, porque es esta virtud la que me ha permitido amar de una forma auténtica, completa y estable. Toda vida nueva incluye cambios, sacrificios, pero de ellos proviene la recompensa y con seguridad digo totalmente que gracias a la castidad ¡HOY SOY MÁS FELIZ QUE NUNCA!

¡Gracias Padre Jurgen, gracias LOV y gracias a todos los valientes que viven contracorriente!

C., 24 años, Ecuador. Testimonio escrito para La Opción V

Testimonios relacionados:

“Emprendí la lucha más difícil, pero la más feliz de mi vida: la castidad”

“Estoy muyyyyy feliz, tengo problemas, tengo mil cosas… ¡pero estoy feliz!”

El fruto de la castidad: ¡una familia FELIZ!

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V, a menos que procedan de otra fuente. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V