¡Es cierto! ¡Lo que en realidad queremos es un amor verdadero!

¡Todos buscamos un amor verdadero, que nunca pase! ¿Cómo encontrarlo?

Acabo de leer el post titulado “¿Cómo encuentro el amor?” y lo primero que me viene a la mente decir es… ¡Es cierto! ¡Lo que en realidad queremos es encontrar y disfrutar de un amor verdadero! ¡Y queremos saber cómo encontrarlo y cómo llevarlo para que crezca y finalmente ser felices!

Yo soy de aquellas chicas que a los 15 años creyeron que eso era “amor verdadero” y me entregué, pensando que era para siempre. ¡Qué ilusa fui! Ahora, a mis 18 años y luego de quedar con el corazón destrozado –obvio que la ilusión acabó en una terrible desilusión– me volví muy reservada con mis sentimientos: dejé de ser tan expresiva y he adquirido la costumbre de decirle a quien me muestra un gesto de cariño “¡aléjate que me empalagas!” Después de todo lo que sufrí, la verdad es que ¡le tengo pánico al amor! Hasta ahora, luego de lo sucedido, tan solo el escuchar la palabra “amor” me ponía de un pésimo humor.

Hoy me ha emocionado leer esto:

“Alcanzando la pureza de corazón, un hombre realmente se hace capaz de ver la imagen de Dios en una mujer, y una mujer realmente llega a ver la imagen de Dios en un hombre.”

Pero está bien: yo creo en el amor verdadero, y yo ¡quiero un amor verdadero para mí! Quiero que en mi próxima relación haya respeto, sinceridad, cariño, admiración, metas y muchos planes a futuro, no quiero equivocarme y enamorarme de una persona que no busca lo mismo que yo, que es la felicidad y no sólo un éxtasis de momento. Mi pregunta es: ¿cómo encontrarlo? Porque yo estoy a la defensiva, y no sé si es malo o bueno, pero me ayuda a no herirme, me ayuda a que los demás no se aprovechen de mí, y aunque me digan que me quedaré sola por el resto de mi vida yo siempre contesto: “¡por lo menos tendré respeto!” Ciertamente no es lo que quiero para mí, quedarme sola, pero esta actitud defensiva es mi escudo: no quiero volver a pasar por lo mismo, no quiero volver a entregarme sino hasta el matrimonio, porque en serio me gusta la tranquilidad que estoy sintiendo ahora y porque además veo que puedo ayudar a mis amigas a no caer en lo que yo caí y a hacer una opción por hacerse respetar para encontrar el amor verdadero.

Por mi opción no es raro que me hagan unos comentarios fuera de lugar, pero no puedo molestarme, simplemente sé que con el tiempo todo hablará por sí sólo, me verán caminar con ese “alguien” a mi lado con una sonrisa que exprese una verdadera felicidad y paz de quien se sabe y es verdaderamente amada por lo que hay en su corazón.

P. S., 18 años, Perú.

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de la LaOpcionV. Pueden ser difundidas libremente, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V