“Cuando veía a una chica, solo pensaba en hacerle lo que veía en los videos”.

La pornografía lleva al hombre a pensar cada vez más en “eso” y a ver a la mujer como un objeto para hacer con ella lo que ve en la pornografia…

Hola, quisiera compartir con ustedes mi testimonio sobre la pornografía. Yo empecé a ver eso desde muy chico, como a los 14 años más o menos. Esto fue porque entré en una gran depresión y pues se empezó a convertir en mi vicio. Era muy atractivo, poco a poco fue aumentando el deseo por ver más y más. Veía videos de ese tipo, después me metía a páginas de chat erótico y platicaba con chavas y les decía tantas cosas pervertidas… en verdad me sumergí en un vacío inmenso, tanto que cuando veía a una chica sólo pensaba en hacerle lo que veía en los videos. Deseándolas sexualmente, con mi mirada casi casi hasta las desnudaba.

Después de unos años entré a un grupo de la iglesia y dejé de ver por un tiempo. Confesé lo que hice y en verdad me ayudó por que dejé los chats eróticos, pero aún así volvía a caer sólo en la pornografía, de vez en cuando en medio de la lucha. Siendo sincero, en mi época de prepa tuve muchas oportunidades de tener sexo con amigas, y tuve muchos deseos de experimentarlo, pero no lo hice ya que yo sólo me quiero entregar a una chica.

Luego de todo lo vivido y sufrido estoy descubriendo que el amor es algo tan maravilloso que te llena de alegría, que te inspira a decir cosas bonitas. Creo que sencillamente es VIDA, que el placer momentáneo de la pornografía no es nada comparado con el placer que se tiene amando, siendo auténtico, y sé que algún día llegará la expresión sublime del amor que es el sexo, pero como algo bonito y emotivo, no algo lujurioso.

También he descubierto que todo llega en su momento y que ese momento es el matrimonio, con la bendición de Dios. Hoy entiendo que no hay que adelantar etapas a la vida.

Yo sé lo que es estar atrapado por la pornografía. Por propia experiencia puedo decirles cómo el ver porno te deforma la mente y la mirada, de modo que llegas a ver a la mujer sólo como un objeto para tu satisfacción sexual. Conozco el hoyo oscuro y vacío en el que toda esa actividad te sumerge. Por eso es que quiero ayudar en esta labor de ayudar a jóvenes como yo y alentarlos: ¡NO se dejen arrastrar por la pornografía que envenena y carcome el alma! ¡Jóvenes! ¡NO CEDAN por más llamativo o atractivo que sea! ¡No se dejen atrapar por las garras de la pornografía, es muy difícil que te suelte una vez que te atrapa! ¡Cual araña con su presa, te paraliza, te envuelve en su telaraña y luego te succiona lentamente la vida! Resiste y recuerda que estamos llamados a mostrar el amor en su máxima expresión, en el matrimonio, construyendo para el futuro parejas que siempre se puedan llevar bien, que se ayuden, que se escuchen, y se animen entre sí a vivir el amor puro, verdadero, que llena de verdad!

Finalmente, sólo les pediría que si ponen algo de esto sea anónimo, la verdad aún me da tanto vergüenza lo que hice… espero me comprendan…

¡Gracias!

A. D., 23 años, México.

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso, si tal es tu intención, de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de la LaOpcionV. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V