“A mi hija la violó un hombre a quien conoció por Internet”

Ante todo quiero agradecer al Padre Jürgen Daum por hacerles ver la vida a los chicos. Fue al colegio de mi hija a darles una charla, y desde ese día mi hija está cambiando poco a poco.

La historia de mi hija es muy compleja. Ella tiene 15 años y yo tengo 39 años. Soy mamá soltera. He criado a mi hija sola. Su papá nos abandonó cuando yo estaba aun gestando, y bueno, ya pasó mucho tiempo de eso y salimos adelante.

Hace casi un año mi hija fue violada y el tipo ese aun está libre, porque las autoridades lo dejaron libre. ¡Yo cuido y protejo tanto a mi hija, y miren lo que pasó!

Lo conoció por ese bendito Internet. Él se hizo pasar por un chico de su edad y la enamoró, y mi hija le creía. Yo ignoraba todo eso. Un día la citó y se la llevó. Aunque tiene 28 años, tiene cara de chiquillo, no aparenta, y le dijo que la acompañe a su casa porque se había olvidado su casaca y tenía frio, y mi hija, que piensa que todos son buenos, le creyó. Lo más indignante es que en su casa había gente, estaban sus hermanos. Él la hizo entrar a su cuarto, prendió la música y tele alta y la forzó. Hasta le tomó fotos, le hizo tomar la pastilla del día siguiente y le dijo que no cuente nada.

Pero ella me lo contó y ese mismo día lo capturamos. A los dos días lo soltaron porque la jueza, a pesar de todas las pruebas que daban por hecho la violación, lo dejó libre. Ese tipo hoy sigue suelto, y sabe Dios a cuantas les habrá hecho lo mismo y lo seguirá haciendo.

Todo esto ha sido muy difícil para las dos. Ella poco a poco está mejor, pero yo aún tengo tanta rabia, ¡es tanta la impotencia que siento al ver que ese sujeto está libre! Pasó mil veces por mi cabeza matarlo, ¿pero qué gano con eso?

Hay una película que trata justamente sobre una adolescente de 14 años que se ilusiona con un chico por internet. En su caso termina siendo un hombre de más de 30 años que finalmente la lleva a un Motel y la seduce. Se llama “TRUST” o, en castellano, DESCONFIANZA. A un mes que pasó eso con mi hija la empezamos a ver pero no pudimos terminarla porque ella se puso a llorar desconsoladamente. Era como si lo viviéramos todo de nuevo. ¡Ojala la hubiéramos visto esa película ANTES de que todo esto sucediese! Por eso, a quienes tienen hijas adolescentes, les recomiendo que la vean con ellas, porque no quisiera que sus hijas pasen por esta situación tan terrible, y porque sé que hay muchos predadores en las redes que buscarán contactarse con ellas haciéndose pasar por chicos buenos. Por eso también les he querido contar esta historia, porque nadie está a salvo. Por favor, no piensen “mi hija es diferente”, a ella no le va a pasar esto…

¡Hablen con sus hijas preadolescentes y adolescentes! ¡Adviértanles! Así como a nosotras nos decían “no hables con desconocidos en la calle”, hay que decirles que no hablen con desconocidos por Internet. Hay muchos pervertidos que crean perfiles falsos y se hacen pasar por jóvenes como ellas. Una vez que se ganan su confianza y crean un vínculo afectivo con ellas, las llevan donde quieren y hacen con ellas lo que quieren.

¡Ojalá este testimonio ayude a salvar a muchas niñas de las garras de estos predadores! Es mi más profundo deseo: hay que advertirles a ellas, pues son ellas mismas las que tarde o temprano tendrán que afrontar estas situaciones cuando nosotros no estemos allí.

Finalmente, aunque no nos conozcan, les pido una oración por mi hija y por mí, para que podamos sanar estas profundas heridas que todo esto nos ha dejado.

S. N., Perú. Testimonio escrito para La Opción V

Videos relacionados:

Amor en las Redes

¿Cómo interactuar en las Redes Sociales?

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V, a menos que procedan de otra fuente. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V