A pesar de sentirse tan incómoda y asustada, se quedó callada

¡En cuántas ocasiones nos hemos quedado calladas por miedo, por vergüenza, por temor a lo que pueda pasar! Nos han hecho daño o se han aprovechado de nosotras, y, en vez de pedir ayuda o defendernos, “lo hemos dejado pasar”. Hoy, al haber hecho La Opción por Vivir la Castidad, tengo la certeza de que vale la pena defender la verdad y la virtud, ¡así sea lo último que haga!

Leer más

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V