La castidad es una VIRTUD

Llamamos virtuoso, por ejemplo, a un pianista que ha logrado una excelencia en la ejecución de las piezas más difíciles. Lo que para nosotros parece imposible de alcanzar, él o ella han demostrado que es posible gracias al amor por la música, a su anhelo de alcanzar la perfección, a largas horas, días, meses y años de práctica y ejercicio. Lo que nosotros escuchamos maravillados, es el resultado final

Leer más

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V