“¡Tengo ganas de llamarlo y decirle que lo extraño!”

Una joven de 17 años decidió terminar la relación con su enamorado (novio) porque él no la ayudaba a guardar su pureza. La relación ya le había hecho mucho daño. Él sabía que ella había hecho un compromiso de guardar su virginidad hasta el matrimonio, pero eso no le importó. Con sus manipulaciones y sutiles presiones finalmente obtuvo lo que quiso:

Leer más

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V