“Soy una mujer muy débil, si se presenta un chico que me gusta, caigo fácil”

PREGUNTA: Hola, tengo 20 años. Leí el libro Feminidad Pura, me enseñó muchas cosas, pero aun no puedo superar esto: soy una mujer muy débil, si se presenta un chico que me gusta por su forma de ser, me atrae y se me acerca a mí, yo caigo fácil en sus brazos. Les contaré por ejemplo que en año nuevo salí con un buen chico del trabajo, que es lindo conmigo. Resulta que en el momento de darnos el abrazo por año nuevo, empezaron los besos y las caricias. ¡Él sin ser nada mío! Yo me dejé llevar como tonta, no podía detenerme a pesar que era consciente de lo que pasaba. Yo ya “tropecé con la misma piedra” en otra ocasión con un chico a quien no conocía mucho, pero que me atraía. Me invitó a una primera cita ¡y caí en menos de una! No me puedo detener, quisiera ser más fuerte, valorarme, porque valgo como mujer. ¿Qué hago? ¡Gracias una vez más, porque puedo confiar en ustedes!

RESPUESTA: Lamentablemente, aunque queramos vivir de una manera correcta nuestra sexualidad, el mundo nos muestra otra cosa todos los días, en el día a día, y de cierta forma nos hace más sensibles y débiles para caer en estas situaciones. Sin embargo, hay que saber ejercer el control de nosotras mismas.

No hay, creo yo, una receta que uno pueda dar a cada persona para saber qué medios tomar frente a estas situaciones, ya que cada una de nosotras es muy distinta. Unas somos más sensibles que otras a distintas cosas o situaciones. Entonces, ¿dónde está el secreto para poder manejarnos en estas situaciones? Creo yo que el secreto está en conocerse una a sí misma, con franqueza. Es importante saber en qué somos débiles, y saber también por qué esta debilidad, porque muchas veces se nos hace más difícil poder manejar estas situaciones por las cosas que nos ha tocado vivir en nuestra historia personal. Algunas de estas experiencias dejan en nosotras ciertas carencias afectivas o una insuficiente autoestima, por lo que a la primera muestra de afecto que tenga un chico con nosotras caigamos tan fácilmente. En el fondo, lo que estaríamos mendigando es un poco de afecto y valoración, aunque para ello tengamos que desvalorizarnos más a nosotras mismas, porque al ceder tan fácilmente nos convertimos justamente en “chicas fáciles”.

Mi consejo es que, conociendo tu debilidad,  dejes de salir a solas con chicos atractivos por un tiempo, tómate ese tiempo para ti, busca dónde está la raíz de tus problemas, trabájalos y consolídate internamente. Si tienes la posibilidad de buscar ayuda profesional, una buena psicóloga, sería genial. Creo que es la única forma que puedas hacer frente a estas situaciones sin estar cayendo en brazos de cualquier chico solo porque te atrae.

Finalmente hay algo que debes tener muy presente: cuando nosotras tenemos un mal día, o cuando estamos pasando por una etapa de inestabilidad, o nos sentimos solas, eso nos hace más propensas a caer. También en esto debes conocerte muy bien y ser muy consciente en qué estado emocional te encuentras, para evitar especialmente en esos momentos ponerte en situaciones que probablemente no podrás manejar. Lo mejor, en esos momentos, es buscar a buenas amigas en las que puedas apoyarte, salir con ellas, en vez de buscar llenar tus vacíos o soledades en los brazos de cualquier chico.

Carla Merino

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V