¿Debo permitir que me digan que estoy “sexy”?

“Dime “estás linda”, que se me ve hermosa, pero ¡¡¡NO ME DIGAS QUE ESTOY SEXYYY!!!”

PREGUNTA: Es sobre la forma de vestir de las mujeres, y lo que quiero saber es ¿por qué las chicas quieren verse “sexy”?  Lo que pasa es que hoy mi enamorado me acompañó a buscar trabajo, pasamos por una tienda de ropa.  Entramos y me probé una polera que no era ni pegada ni holgada, pero mostraba mi “figura” (jajaja, me da risa decir eso porque yo siento que estoy gordita pero bueno) y me dijo que estaba bonita. Cuando salimos de la tienda me dijo: “¡estoy con la chica más sexy!” Y yo le dije que no me gustaba para nada que me dijera eso, que preferiría mil veces que me diga: “estoy con la chica más tierna o bonita” a que me diga “con la más sexy”, y me dijo: “¡ay! ¿Por qué eres así? Sabes que no lo digo con malicia, además ¡¡¡TODAS LAS CHICAS QUIEREN SER SEXY y les perecería un halago que alguien les diga eso!!! No supe que más decirle, solo atiné a responder: “pues a mí no me gusta, así que no me lo digas, dime que soy bonita, pero no que soy sexy”. Y allí quedo todo. ¿¡Qué debo pensar al respecto!?

RESPUESTA: ¡Hola! ¡¡¡Te felicito!!! ¡Has hecho muy bien al pedirle que no te llame sexy y que te diga otros halagos, pero no ese! ¿Por qué no? En primer lugar, la definición de la palabra lo dice todo: “persona erótica, sugestiva, que tiene un físico atractivo y despierta deseo sexual”. Y tu interés, por lo que me cuentas, no es ser seductora ni menos provocar a los chicos con la manera de vestirte.

Lo que él afirma como una “verdad universal” es mentira: ¡¡¡NO TODAS LAS CHICAS QUIEREN SER SEXY!!!  Sí lo quieren ser aquellas que son inseguras, que no saben apreciar su valor interior como mujeres, por eso buscan ser halagadas por su cuerpo, por su atractivo físico, y se visten de maneras llamativas por eso.

Ten siempre cuidado con lo que vistes porque aunque tu enamorado no lo diga con mala intención, ni piense en nada morboso, podría en algún momento empezar a verte con otros ojos.

Las mujeres somos responsables de cómo nos miran nuestros enamorados, novios, esposos e incluso nuestros amigos. No podemos pensar: “yo me visto como me da la gana y si piensan mal es su problema”. Si te vistes con ropas pequeñas, ajustadas o transparentes, les haces muy difícil el que te vean al corazón. Los hombres son muy visuales, mientras más muestras, más se quedan mirando eso que muestras, los perturba, les despierta el deseo de querer “ver más”, les provoca y excita. Y eso no es su problema, sino tuyo. Debes entender que por naturaleza ellos reaccionan así, pero que además el bombardeo incesante en TV, cine, publicidad, internet —especialmente la pornografía— los exacerba cada vez más y les despierta el deseo de querer ver más y de querer experimentar las cosas que ven, muchas de ellas muy deformadas.  Si vistes con modestia le estas haciendo un gran favor a tu enamorado, pues le ayudas a cuidar su propia pureza. Además te haces un gran favor a ti misma, evitando que te vea o tome como un objeto de placer, y finalmente le haces un gran favor a tu relación con él, centrándola siempre en lo esencial: el amor verdadero, el que mira el corazón de la persona y no se queda o centra en el placer que se pueden dar.

Ten en cuenta además este consejo: ¡jamás vistas algo solo por agradar a alguien! ¡Cuántas chicas se ponen cosas que les incomodan solo porque las amigas las visten y les dicen que deben vestirse a la moda! No cedas a la presión de tus amigas, o a la presión de “la moda”. En todo caso, hay modas y modas. Para estar a la moda no tienes que ponerte lo más chico y sexy. ¡No te pongas nada que te incomode o con lo que no te sientas bien contigo misma porque te expone demasiado! Si dudas te ante una ropa ajustada, llamativa o transparente, lo mejor es no ponértela. Es importante que seas pudorosa en tu vestir (que no muestres lo que debe permanecer oculto a la vista de los demás). Vivir la castidad no significa que te tengas que cubrir de pies a cabeza, pero sí que no muestres o insinúes demasiado. Si te vistes con elegancia, eso te hará más atractiva para quien de verdad valora lo de dentro. Si quieres ser tratada como una dama, es importante que te vistas como una dama.

Y para terminar, muchas veces repetimos las cosas que escuchamos sin saber lo que verdaderamente significan. Por eso tu enamorado te dijo que “todas las chicas quieren ser sexy”. Edúcalo. Muéstrale lo que dice el diccionario, quizá así entienda por qué a ti no te gusta que te diga que está “con la chica más sexy”. Cuestiónale además si le gustaría que otros chicos te calificasen de sexy y tú lo permitieses solo “porque a todas las chicas les gusta que les digan que se ven sexy”. Por eso él tiene la garantía de que si no se lo permites a él, tampoco le vas a permitir a ningún chico que te diga “sexy” y que probablemente sí tenga otra mirada o intenciones no tan puras. Y si no se lo vas a permitir a ningún chico, tampoco se lo vas a permitir a él. ¿Por qué tendrías que aceptárselo a él? ¿Sólo porque lo quieres? ¡NO! Y aunque fuese verdad que a todas las chicas de hoy les gustase ese halago, tú no tienes por qué aceptar ese “halago” solo porque todas las demás lo harían.

Verónica Ortega de Manning, Colaboradora de La Opción V

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso, si tal es tu intención, de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V