“Y tú, ¿eres ese hombre que quisieras para tus futuras hijas?”

Y tú, ¿eres ese hombre?

Gracias a mi maestra de inglés, Jazmine, cambió mi vida cuando yo tenía todo lo que el mundo te puede ofrecer. Ella me veía salir con una niña un día y al siguiente con otra, hasta que me preguntó:

─ Eduardo: ¿a ti te gustaría tener una familia algún día? ¿Te gustaría tener hijos?

─ Sí.

─ ¿Hijas?

─ ¡Claro que me encantaría tener muchas hijas!

─ ¿Y qué tipo de hombre te gustaría que tus hijas encontraran para formar una familia?

Y bueno, yo describí casi un santo:

un hombre que dé la vida por ellas, fiel, un hombre honesto, íntegro, trabajador, que las ponga en pedestal como si fueran diamantes, leal, que las respete

y bueno, una listota enorme… casi casi describí el hombre ideal, el hombre perfecto. Y ella al final me dijo:

Y tú, ¿eres ese hombre?

Y casi con una lágrima en el ojo, porque me llegó al corazón lo que me estaba preguntando, le dije:

─ No.

Y me dijo:

─ ¿Entonces por qué exiges lo que tú no das?

 

Eduardo Verástegui, extracto de una entrevista.

 

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V