¿Por qué hay hombres que no pueden comprometerse?

¡Hola! Quería contarles esta experiencia que tuve en la Universidad y que me apena mucho, porque hay hombres que no encuentran el verdadero significado de lo que es comprometerse realmente y rehúyen a entregarse a la formación de un amor verdadero…

Era un día cualquiera de clases, éramos un grupo pequeño y estábamos con mi profesor, un hombre de aproximadamente 28 años. Conversábamos entre todos de diferentes temas para distraernos un rato y relajarnos. En eso mi profe comenta sobre el matrimonio, lo difícil que debe ser comprometerse y que él no se atrevería por nada, y que para él tan solo bastaba con la convivencia. Yo le pregunté si en serio creía en la convivencia y me dijo que sí, y sorprendido me preguntó: “¿acaso tú no crees? ¿Tú crees en el matrimonio?” Yo le dije que sí, que creía en el matrimonio, que era todo o nada. Él me miró como si hubiera visto un fantasma y añadió:

“¡Asu! ¿Entonces también crees en la virginidad?”  Sin dudar le dije que sí. Aun no se me borra de la mente su rostro de sorpresa total, y como si se tratara de algo malo o prohibido me miró solo dijo: “Nooo flaca, ¡contigo yo no puedo hablar de eso! ¡Olvídalo! ¡Ni lo conversemos!”

Sin embargo, siguió preguntándome que por qué creía en la virginidad. Una amiga más que estaba allí también dijo que pensaba lo mismo, y que por qué no se podía creer en eso, y el profe siguió diciendo: “no flacas, olvídenlo, con ustedes no puedo hablar”. Ante su cerrazón total, solo me quedó decirle, “bueno, cada uno tiene una forma de pensar distinta sobre este tema”.

Hay muchos jóvenes y adultos como mi profesor —sé que no son todos— que tienen miedo al compromiso que exige formar un matrimonio y prefieren el camino de la convivencia porque “es más fácil así». Tienen la idea fija y están convencidos de que no necesitan de un compromiso sólido en su relación con una mujer y que el amor es algo relativo. Así la convivencia les permite estar con la mujer que “aman”… “mientras funcione”.

Me sorprendió mucho la reacción que tuvo ante mi posición a favor del matrimonio y me hizo preguntarme cuál sería la idea que tiene respecto a la mujer. Por ahora, me da la impresión de que sólo quiere una mujer “utilizable” y “descartable”, y que no está dispuesto a luchar por ninguna para establecer una relación duradera.

Pienso que la opción de la convivencia que no resuelve el temor o inseguridad que muchos tienen de “¿y qué pasa si no funciona?”, porque no resuelve un problema de fondo: la crisis de amor que existe en nuestra sociedad y en personas como mi profesor: es incapaz de comprometerse para siempre porque por alguna razón se ha hecho incapaz de amar. No lo juzgo, no lo condeno, pero es la realidad.

«Algunas veces se han preguntado seguramente: ¿por qué no son capaces los hombres de desarrollar sentimientos más profundos, o desarrollar algún tipo de compromiso con la mujer con quien acaban de tener una relación sexual? Esto se debe a que cada vez que tienen un encuentro sexual con diferentes mujeres, y luego lo terminan, se genera un patrón de conducta que inconscientemente los bloquea para poder desarrollar relaciones sentimentales largas. La persona que va de una pareja sexual a otra genera que en su cerebro se haga un molde que interfiere con el desarrollo de los circuitos neurológicos necesarios para las relaciones sentimentales largas que la mayoría de personas necesita para un matrimonio y familia estable». (Joe S. McIlhaney Jr., MD & Freda McKissic Bush, MD: Hooked, New Science on How Casual Sex is Affecting Our Children)

yo-amo-un-hombre-que-no-le-tiene-miedo-1024x298A mí esta experiencia me reafirma una vez más en mi opción por vivir la castidad y cuidar mi virginidad, no solo porque no quiero ser “una más” en el historial de un hombre que piense así, sino porque estoy convencida de que solo la castidad permite descubrir quién está dispuesto a comprometerse contigo para siempre. ¡Y yo quiero un hombre así!

E.G., 20 años, Perú.

Escrito para La Opción V

Artículo relacionado: ¿Es conveniente convivir antes de casarse, o en vez de casarse?

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V