¿No es el uso de métodos anticonceptivos mejor que tener embarazos adolescentes no deseados y abortos?

Mira estas dos cuestiones y juzga por ti mismo si la anticoncepción es parte de la solución o parte del problema.

Debido al uso generalizado de control de la natalidad, más personas que nunca tienen relaciones sexuales sin la intención de tener hijos. El sexo fuera del matrimonio se ha vuelto mucho más común y más sexo significa más bebés. Algunos sostienen que enseñar a la gente cómo utilizar anticonceptivos aliviará el problema. Pero las investigaciones muestran que “los programas más seguros de educación sexual y la distribución de condones no han reducido las tasas de natalidad fuera del matrimonio entre los adolescentes con experiencia sexual… El hecho es que a mayor uso del preservativo entre los adolescentes, mayores tasas de natalidad fuera del matrimonio“.

En Colorado, una escuela comenzó repartiendo condones a los estudiantes. Dentro de tres años, la tasa de natalidad aumentó un 31 por ciento por encima de la media nacional, y en un año escolar se esperaron cien nacimientos entre los mil doscientos alumnos.

Cuando se producen embarazos no deseados, muchos recurren al aborto como una solución. De hecho, los estudios muestran que aproximadamente la mitad de todos los embarazos no deseados terminan en aborto. Algunos argumentan que un mayor uso de anticonceptivos podría haber rebajado estas tasas de aborto. Sin embargo, el instituto de investigación del proveedor de aborto más grande del país admite que ¡la mayoría de las mujeres que reciben abortos habían estado usando un método anticonceptivo durante el mes de quedar embarazadas!

Tales parejas sienten que la “falla” del embarazo se puede culpar a la anticoncepción fallida, pero tomando medidas anticonceptivas ya han establecido su voluntad contra una nueva vida. Desde que la anticoncepción trata el embarazo como si se tratara de una enfermedad, muchas personas llegan a la conclusión de que el aborto debe ser la cura. Una vez vi un anuncio de preservativos que llamaba al embarazo “la madre de todas las pesadillas”. Con esta mentalidad no es de extrañar que el investigador sexual Alfred Kinsey haya dicho: “A riesgo de ser repetitivo, me gustaría recordar que el grupo en el que hemos encontrado mayor frecuencia de aborto inducido es el grupo que, en general, ha utilizado anticonceptivos más frecuentemente¨. Incluso un ex director médico de Planned Parenthood, admitió en 1973: “A medida que las personas recurren a la anticoncepción, habrá un aumento, no una caída, en la tasa de aborto¨. Cincuenta millones de abortos después, nadie puede poner en duda su predicción.

Por último, debe tenerse en cuenta que cualquier persona que cree que la anticoncepción disminuye abortos ignora el hecho de que los anticonceptivos hormonales también pueden causar abortos.

La Madre Teresa no tenía necesidad de ver las estadísticas. Ella era muy consciente de la conexión entre la anticoncepción y el aborto cuando dijo en un discurso en la presencia de Bill y Hillary Clinton: “La manera de planificar la familia es la Planificación Familiar Natural, no la anticoncepción. Al destruir el poder de dar la vida, a través de la anticoncepción, un esposo o esposa está haciendo algo para uno mismo. Esto llama la atención hacia uno mismo y así destruye el don del amor en él o ella. Amando, el marido y la mujer deben desviar su atención uno hacia el otro. Una vez que el amor viviente es destruido por la anticoncepción, sigue el aborto muy fácilmente”.

Fuente: http://chastityproject.com/qa/isnt-using-birth-control-better-than-having-unwanted-teen-pregnancies-and-abortions/

Traducido por Fernanda Espinoza para La Opción V

Foto:

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V