“Hacer apología de la virginidad está prohibido en esta escuela”

“Virginity rocks” (“La virginidad es lo mejor”) en el pecho y “I’m loving my husband and I haven’t even met him” (“Ya amo a mi marido y todavía no lo conozco”), eso es lo que decía la camiseta de Chloe Rubiano, una chica de 13 años que no imaginó la repercusión que tendría decidirse por usar esa prenda ese día. Lo cierto es que la alumna del Instituto Ramay Junio de Fayetteville (Arkansas) tuvo que cambiarse por instrucción del subdirector de esa escuela, según 5NEWS.

Chloe, que compró la camiseta en un festival de música cristiana, declaró que al subdirector del instituto le preocupaba que la camiseta diera mucho de qué hablar y distrajera y perturbara el ambiente del aula. Por ello, le pidió que se pusiera la camiseta que utilizaba para la clase de Educación Física durante el resto de la jornada escolar. Yahoo Style se puso en contacto con el centro escolar, pero nadie quiso hablar.

Curiosamente, la estudiante ya había lucido la misma camiseta en varias ocasiones el año anterior cuando estaba en otra escuela del mismo distrito y nunca había recibido ninguna queja por parte de los maestros. Mientras esta situación ha causado bastante polémica, la madre de Chloe, Bambi Crozier, dice entender las acciones acometidas por el instituto. “Ella puede ponerse la camiseta para ir a donde quiera, con excepción del instituto Ramay Jr. Escuchar, comprender y respetar otras opiniones en la vida es fundamental”, escribió Crozier en Facebook.

Sin embargo, Crozier comenzó un debate en su muro acerca de la educación sexual:

“Las escuelas de hoy en día dan a los estudiantes condones sin la autorización de los padres –así que no pueden tener las dos cosas”, comentó, y agregó de manera irónica: “’¡Aquí tienes algunos condones y la culpa es tuya por estar orgullosa de tu virginidad!’. Eso me hace cuestionar lo que realmente están promoviendo”.

Aunque el motivo de la mayoría de los estudiantes que se las ven con las autoridades escolares es su ropa ligera o su mal comportamiento, Chloe se erige como la excepción que confirma la regla. Como escribió Crozier, “Virginidad no es una palabra sucia. ¿No sería genial si no fuera tratada como tal?”.

Fuente: Yahoo España

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V