¿Es “amar” lo mismo que “estar enamorados”?

Lo que llamamos “estar enamorados” es un estado glorioso y, de diferentes maneras, bueno para nosotros. Contribuye a hacemos generosos y valientes, nos abre los ojos no sólo a la belleza de la amada sino a toda belleza, y subordina (especialmente al comienzo) nuestra sexualidad meramente animal; en ese sentido, el amor es el gran vencedor de la lujuria. Nadie en sus cinco sentidos negaría que estar enamorado es mucho mejor que la sensualidad común o el frío egocentrismo. Pero, como dije antes, “lo más peligroso que se puede hacer es tomar cualquiera de los impulsos de la propia naturaleza e instituirlo como aquello que debemos seguir a toda costa”.

Estar enamorado es algo bueno, pero no es lo mejor. Hay muchas cosas que están por debajo, pero también hay otras que están por encima. No puede hacerse de ello la base de la vida en su totalidad. Es un sentimiento noble, pero no deja de ser un sentimiento. Y no se puede confiar en que sentimiento alguno perdure en toda su intensidad, o incluso que perdure. El conocimiento puede durar, los principios pueden durar, los hábitos pueden durar, pero los sentimientos vienen y van. Y, de hecho, más allá de lo que diga la gente, el estado conocido como “estar enamorado” generalmente no dura. Si se toma el viejo final de los cuentos de hadas, “vivieron felices para siempre” como “sintieron por los siguientes cincuenta años exactamente lo mismo que el día antes de casarse”, entonces está diciendo algo que probablemente nunca fue ni podría ser verdad, y que sería muy poco deseable si lo fuera. ¿Quién podría vivir en ese estado de exaltación siquiera por cinco años? ¿Qué sería de tu trabajo, tu apetito, tu sueño, tus amistades?

Pero, por cierto, dejar de estar “enamorado” no necesariamente significa dejar de amar. El amor en este segundo sentido —el amor en tanto distinto al “estar enamorado”— no es meramente un sentimiento. Es una unidad profunda, mantenida por la voluntad y deliberadamente fortalecida por el hábito; reforzada (en los matrimonios cristianos) por la gracia que cada uno de los integrantes de la pareja pide, y recibe, de Dios. Pueden tener este amor por el otro incluso en los momentos en que no se gustan mutuamente, tal como te amas a ti mismo incluso cuando no te gustas. Pueden retener este amor incluso cuando cada uno podría, si se lo permitiera, estar “enamorado” de otra persona. “Estar enamorados” primero los llevó a prometer fidelidad; este amor más tranquilo les permite mantener la promesa. Es con este amor que funciona la maquinaria del matrimonio; estar enamorados fue la explosión que la hizo partir.

C.S. Lewis, Mero Cristianismo

13 comentarios en «¿Es “amar” lo mismo que “estar enamorados”?»

  1. Soy misionero desde hace un par de meses,y al empezar mi labor me doy con la realidad que suponía ,pero que no conocía la magnitud,me refiero al inicio temprano en la sexualidad de nuestros chicos y chicas desde 4o y 5o año de secundaria ,que están sumidos en la tentación que ven en la tv e internet(pornografía).Conseguí un video de cristina sobre amor vs lujuria.Por favot necesito bastante información complementaria.
    Saludos
    Abel

      • Querida Gladys:,permíteme este trato,espero por favor recibir ese material.
        Por otro lado quiero decirte que tengo 70 años pero el año pasado recién me di cuenta que Dios me dio todo en la vida y yo no le dí nada,por eso decidí hacerme misionero.Hace 3 meses el Obispo de Chiclayo nos envió alrededor de 2000 misioneros para toda la Región ,ahora en este maravilloso trabajo en medio de una población plagada de evangélicos estoy enseñando lo que es la Iglesia Católica.Si deseas ser voluntaria anímate,descubrirás la Verdad que te hará libre.
        Un abrazo
        Abel

        • Sr. Abel, muchas gracias, por favor me gustaría que me dé su correo electrónico para enviarle el material directamente y también escribirle. Gracias, espero su pronta comunicación.

    • Gladys:Tenemos actualmente desde 1° a 5° de secundaria,el curso de Persona,Familia y Relaciones humanas las mismas que además de buen contenido social incluye el como evitar el embarazo y las ETS,lo que puede impulsar a nuestros adolescentes al “se cuidarme” con las consecuencias obvias.

      • Buenos Días, muchas gracias por mostrarme su interés en ayudar a los adolescentes y jóvenes. Por favor Sr. Abel envíeme su correo electrónico, no le puedo enviar los archivos adjuntos mediante este medio. Por favor necesito su correo. Encantada de ayudar.

Los comentarios están cerrados.

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V