¿Cómo vestirme en Halloween?

Bueno, chicas. Voy a ser franca aquí. Halloween ha sido “pornificado”… y muchas de ustedes se han convertido en la pornografía.

Pensemos en cuando ustedes tenías más o menos 5 o seis años. Halloween era un tiempo enfocado en caramelos y superhéroes o princesas y en caminar por la cuadra tomando la mano de mamá o papá. Era dividir el caramelo en el grupo de ricos y no tan ricos… y acabar comiendo ambos. Era algo inocente y divertido.

La película “Chicas pesadas” lo explica muy bien: “En el mundo normal, Halloween es cuando los niños se disfrazaban y pedían caramelos. En el mundo de las chicas, Halloween es esa noche del año en la que una chica puede vestirse como una completa prostituta y nadie puede decir nada al respecto”.

Una vez que creces (y de acuerdo a la sociedad, “crecer” sucede a los 16) Halloween es la oportunidad de vestirte con tan poca ropa como puedas, hasta que esté remotamente vinculado a alguien que no eres tú.

La transformación del disfraz

Pensemos en una bebé en un disfraz de ángel. Es adorable en un vestido blanco de manga larga, pantis, zapatitos blancos, una aureola y alas. Vayamos seis años más adelante y veremos que las pantis ya no están, y el vestido es con manga corta. A los 14, el vestido es más corto, con un top de tiritas y ahora eso es acompañado con medias hasta la rodilla. A partir de este punto, la basta se vuelve cada vez más corta, el escote más bajo, y los zapatos con tacos más altos. En lo que parece algo ilógico, el disfraz tiene menos tela a medida que la chica va creciendo.

Los disfraces se vuelven más sexualizados mientras más edad tengas, pero los padres ven difícil el decirles algo debido a la inocencia que aun ven. Aunque en algún punto, la metamorfosis de una niña inocente a una jovencita sobresexualizada, está completa.

Halloween es entonces el tiempo de ser la enfermera sexy o la Minnie Mouse sexy o la Minion sexy o la sexy lo que quieras. He escuchado sobre una chica que una vez se disfrazó de una modelo de Victoria’s Secret, usando su ropa interior y un par de alas.

Pregunta: ¿Por qué está bien usar tu ropa interior en público el 31 de octubre y no en algún otro día del año?

Respuesta: No lo está.

Escuchen, esto es serio. Usar disfraces inmodestos en Halloween para llamar la atención de los chicos, no es bueno.

Por favor, presten atención cuando les digo que ustedes no son malas, pero sus acciones sí. La pornografía está definida como “material impreso o visual que contiene la descripción explícita o la exposición de los órganos o actividades sexuales, intentando estimular eróticamente en lugar de estética o sentimentalmente”. En Halloween, en esos pequeños disfraces que parecen estar tan de moda en estos días, tú eres el material visual y si tu intención es hacer que los chicos se exciten al mirarte, entonces tú eres la pornografía.

Te imploro, nunca sacrifiques tu dignidad por popularidad o placer.

Tú eres mucho más que un grupo de partes del cuerpo. Eres mucho más que un disfraz que te hace ver como una estrella en una de esas películas pornográficas.

Resalta este Halloween no por lo poco que estás usando, sino por tu confianza, tu corazón, y tu personalidad. Resalta por eso. Tú eres increíble y vales mucho más que un pedazo de caramelo de Halloween.

Cecilia Warr

FUENTE: ThePornEffect

Traducción de Fabiola Espinoza

Adaptación: LOV

Artículo relacionado: ¿De qué me voy a disfrazar en Halloween?

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V