¡Qué agradable sorpresa encontrarme con este grupo de jóvenes, que no sólo se atreven a ir contracorriente predicando la verdad de la sexualidad humana y su estrecha relación con el amor, sino que lo hacen muy bien! De joven pertenecí a una Asociación Católica de Jóvenes llamada “Campamentos Juveniles”, en Caracas-Venezuela,  donde actualmente colaboro como asesor y dicto talleres de formación y retiros. Uno de los temas que la gente no sabe abordar es el de la sexualidad a la luz de la doctrina católica, casi siempre por ignorancia, dejándolo en manos no muy santas que predican el hedonismo, ¡por lo que este grupo es un oasis para beber agua viva! Nuevamente los felicito y me convertiré en un promotor de su apostolado entre los jóvenes (y no tan jóvenes).

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V