¿Cómo puedo evitar los errores en el futuro?

Mantente lejos de situaciones en las cuales ocurren los errores, como el estar sola en la casa, en un cuarto de atrás durante una fiesta o sobre una cama. La situación puede parecer sin peligro, pero puede desembocar en algo serio y que preferirías evitar. No uses drogas o alcohol, las cuales son la entrada para muchos errores. Estos te pueden influenciar a hacer cosas que normalmente rechazarías. Algunas personas las usan precisamente por esta razón; así después pueden culpar al exceso de alcohol o las drogas y no a su comportamiento.

Una cosa es evitar una mala situación, y otra el evitar una mala relación. Así que en cuanto a los enamoramientos, tómate el tiempo necesario para conocerse y establecer una amistad primero. Conoce y comprométete con tus estándares y asegúrate de que tu pareja también los conozca y respete. No persigas a una persona que te rebaje tus principios y que te quitará físicamente todo lo que aceptes darle. Tú mereces una historia mejor que esa. Otra cosa que puedes hacer es salir solamente con alguien que tú veas que es una buena posibilidad para casarte. Si empezamos una relación que en el fondo sabemos que no continuará, nos estamos entrenando para el divorcio.

Pregúntate, “¿cuánto vale mi cuerpo?” ¿Está en venta o en arriendo por el precio de una comida y una película? No importa cuanto pague tu pareja por salir una noche, no estás obligada a ofrecerle tu cuerpo. Acuérdate que alguien que rompe contigo porque no te sometes a sus deseos no valía la pena desde un principio.

Ahora, quiero decirle algunas palabras a las jóvenes buscando el amor. Tal vez no les guste escuchar esto, pero tengan en cuenta que lo digo como un chico en sus veintes: Aléjate de los chicos mayores durante tus años de adolescente.

He aquí la razón: Las mujeres maduran más rápido que los hombres. (Probablemente estas pensando, “¡Ah, qué sorpresa…!” Pero tenme paciencia). Una mujer adolescente puede estar cansada del nivel de inmadurez de los chicos de su edad. Los hombres más grandes se dan cuenta de esto, y tienen “técnicas seductoras” más sofisticadas para halagar a las chicas. Por ejemplo, les pueden dar un anillo de promesa (una “ilusión”) para que ellas piensen que cualquier actividad sexual que tengan es más especial. Distracciones como estas calman la buena intuición de una chica, que de lo contrario le estaría gritando que se aleje de él.

Los chicos más grandes usan frases como “Nunca he sentido algo así por una mujer… pero está bien si no quieres tener relaciones todavía.” Algunas chicas se derriten al escuchar esto porque creen que el chico realmente quiere lo que es mejor para ellas. En realidad, probablemente él no tiene suficientes habilidades sociales para salir con una chica de su propia edad, y piensa que al salir con una más inocente, ella no tendrá la madurez ni la confianza en sí misma para rechazarlo. No es el trabajo de la chica ser “policía de la castidad”, pero el hombre se portará tan caballero como se lo exija la mujer. Obviamente, no todos los hombres mayores (o los anillos de promesa) son malos, pero si él es tan bueno como tú crees que es, ¿por qué no ha encontrado a una chica de su propia edad?

Una palabra para los hombres: No esperes a que la chica te diga que ya basta. San Pablo les dice a los hombres que deben imitar a Cristo, quien decididamente aceptó morir para salvar a su novia, la Iglesia, del pecado (ver Ef 5:25-26). Lo mismo vale para un hombre joven buscando a una esposa. Un hombre verdadero cuida la inocencia de la mujer en vez de buscar maneras de quitársela. El lleva el alma de la mujer a los brazos de Dios, no al cautiverio del pecado. No es una casualidad que la palabra virtud, que viene del latín, significa “fuerza masculina”. Cuando un hombre practica la virtud de la castidad, él se hace más masculino, se hace verdaderamente hombre.

De acuerdo a una mujer universitaria: “El poder tener sexo no es lo que convierte a un niño en un hombre. Cualquiera puede tener sexo. Es la capacidad para controlarse, ser dueño y señor de sí mismo lo que separa a los hombres de los niños”.

Así que, date cuenta que la mujer busca a Jesús en un hombre, porque es el modelo de amor sin ataduras. Los hombres verdaderos viven y aman como Jesús, deseando el cielo para todas las mujeres, especialmente para la suya.

Amor Puro, Jason Evert

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

0 Comments

Deja un comentario