¡Un testimonio que da sentido a nuestra misión!

Tengo 18 años y la verdad es que no he vivido mi castidad y mi pureza como debí. Las famosas fiestas, juergas, reus y/o pasadas del fin de semana ya no me llenaban. Escuchar a mis amigas sufrir por la razón de haber entregado algo tan puro como lo era su virginidad, me llevó a tomar conciencia y a preguntarme: ¡¿QUIERO ESTO PARA MI?! ¿POR QUÉ ME ALEJÉ TANTO DE ÉL E HICE TAN MAL USO DE MI LIBERTAD?

No sabía como solucionar mi problema, me daba cuenta que mi autoestima estaba por los suelos, mi fuerza de voluntad y mi fe no eran las de antes, sentía mucha vergüenza. Me alejé totalmente de todo (“amigos”, fiestas, y falsos amores) porque SÍ! es cierto que ahora la presión de grupo te lleva a tomar decisiones equivocadas o muchas veces es que somos tan ilusas y nos enamoramos de alguien que ni siquiera se ama así mismo. Todo eso me llevó a pensar que el matrimonio NO EXISTÍA, que sólo era una excusa para que familiares y amigos se reúnan todo un día…

El hecho de haber llevado una vida sumamente desordenada para mi edad me llevó a sentir una soledad increíble. Como lo dije, no creía ya en nada, para mí era puro cuento de hadas eso de la pedida de mano…

Tiempo después vi en facebook que una amiga, se podría decir que sí, publicó una foto muy bonita junto a su enamorado. En ella ponía un comentario que me llamó mucho la atención: “El día de mi promesa para vivir la virtud de la pureza”. Comencé a investigar por facebook y encontré “La Opción V”. Con cierto temor, no lo niego, quise saber todo sobre ella y encontré que ¡¡¡¡¡YO También podía hacer esa Opción!!!!! Sentía que Dios me estaba invitando a tomar su mano de nuevo, y así estaba dando el paso para que mi sonrisa tenga el brillo de antes. Tenía más ganas de todo, y llegaba a mi casa de la universidad de frente a ver que nuevos testimonios habían.

QUIERO HACER LA PROMESA por MÍ, porque también yo quiero ser completamente feliz. Mi amiga ya se comprometió y se la ve muy contenta, y ahora pienso que el amor sincero y el matrimonio SI EXISTEN! El secreto está en la espera y en tener a Dios en nuestras vidas, porqué sin ÉL, ¡nada es verdadero!

Espero hacer pronto esta promesa, recen por mí… ¡Por favor!

Acompáñame a dar un tour por la nueva página web de

La Opción V