¡Hablar de la castidad en la JMJ ha sido la mejor experiencia de mi vida!

Otty, autora de esta nota, hablándole a un grupo de jóvenes sobre La Opción V

Luego de las intensas jornadas en la JMJ Rio de Janeiro, quería compartirles un poco acerca de mi experiencia personal como expositora de La Opción V en la Feria Vocacional que se realizó en la Quinta Boavista, un parque grande y muy hermoso. Debo confesarles que ha sido la mejor experiencia de mi vida el transmitir el mensaje de LOV a jóvenes venidos de todo el mundo, haciendo posible que esta propuesta sea conocida en los 5 continentes del mundo.

Mi corazón se ensanchaba cada vez más al dar a conocer el verdadero amor, al alentar a los jóvenes como yo a cuidar nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra alma. No me cansaba de decirles a los jóvenes que nos escuchaban que NO ESTABAN SOLOS, que somos un creciente grupo de jóvenes que estamos haciendo la opción de ir contracorriente, que queremos ser valientes y armarnos de valor para vivir la virtud de la Castidad en medio de un mundo que nos quiere imponer el erotismo y el sexo irrestricto como lo normal.

Soy testigo de que LOV está ayudando a muchos jóvenes a ser conscientes de que optar por la castidad es el camino para encontrar y forjar el amor verdadero, y de que sí es posible vivir esta virtud, sobre todo cuando tenemos a Dios en el centro de nuestras vidas. ¡Muchos de ellos se alegraban y nos expresaban su agradecimiento por cuánto La Opción V ha cambiado sus vidas! El hecho de escuchar a jóvenes argentinos, colombianos, brasileros, ecuatorianos, uruguayos, chilenos, etc. contándome ??????????y explicándome sus distintas situaciones y lo que LOV ha repercutido en ellos sencillamente me hacía feliz. Sí, feliz de saber que un pequeño grupo de jóvenes en Lima estamos impulsando una verdadera revolución de amor y ayudando tanto a jóvenes que se encuentran en diversas partes de América Latina. Muchos y muchas jóvenes se acercaban para agradecernos muy emocionadas por responder a la misión que Dios nos ha confiado. Conocer a tantos jóvenes que ansiaban saber acerca de este proyecto me hacía reflexionar sobre lo necesario y urgente que es informarnos y educarnos adecuadamente en este tema.

Con muchas chicas rezábamos la oración de la estampita que les regalamos, la “Oración para pedir pureza”,  ese momento era muy especial, muy íntimo para todas nosotras. ¡Muchas salían del stand con lágrimas de alegría en los ojos!

Al explicarles a la gente que se acercaba qué era La Opción V muchos nos ofrecían también palabras de gratitud y aliento:

“¡Muchas gracias por la labor que hacen, sigan así!”, “¡Felicitaciones!”, “Estoy muy sorprendida/o de encontrar a jóvenes que promuevan la castidad y no tengan miedo de anunciarlo”, “Gracias a Dios me doy cuenta que no estoy solo/a”, “¡Sigan difundiéndolo que es muy necesario hoy en día!”.

Escuchar todo esto causaba en mí era una alegría muy grande, ¡tan grande que mi felicidad rebalsaba y se irradiaba! Como en Pentecostés, en esos días no importaba mucho el idioma, la cultura, de dónde eran, nos hacíamos entender como sea y nos entendían, porque todos entendemos el lenguaje fundamental del amor verdadero y todos sentimos ese mismo anhelo de vivirlo!

??????????Puedo decirles que los jóvenes de LOV en el stand literalmente hicimos apostolado a tiempo y a destiempo, formando un pequeño pero gran equipo, y conociendo a muchas personas de todos los continentes. Personalmente es lo más hermoso que me ha podido pasar y a todos los que estuvimos allí pregonando el aprecio a la virtud de la castidad. Desplegar todos nuestros dones para que los demás jóvenes supiesen un poco más del camino que lleva a saciar nuestra sed intensa de amor y felicidad nos ha hecho plenamente felices estos días. Para mí, es lo más valiente que he podido hacer hasta ahora, yo creo que el método más efectivo para anunciar éste regalo de Dios que es la Castidad y llegar a cada uno de los corazones de los demás era contarles mi propio testimonio, hablarles de mis luchas, de mi ser hija amada de Dios, de mi deseo de querer cambiar el mundo y ayudar a todos los jóvenes a conocer el amor verdadero y el camino para conquistarlo.

¡Los valientes estamos en la lucha! Sólo los que quieran encontrar el verdadero amor, solo los quieran ser amados y amar de verdad, solo los que quieran cuidar su corazón como el más bello tesoro, sólo los que se armen de valor y solo los que quieran alcanzar la victoria, podrán obtener esa limpieza de corazón que no solo permite ver a Dios sino también ver a los demás como hijos e hijas amadas de Dios, personas dignas de ser respetadas y amadas como lo merece cada ser humano.

??????????Quiero invitarte a ti, joven que estás leyendo mi testimonio, a que no tengas miedo de hacer La Opción V y sumarte a nuestra comunidad si no lo has hecho ya, pues te aseguro que al ir contracorriente y  luchar por vivir la Virtud de la Castidad encontrarás una alegría incomparable y ganarás verdaderos amigos que te ayudarán a vivir un amor puro y auténtico.

Otty Marin Veas, 19 años, Perú.

0 Comments

Deja un comentario