¡Hombre: eres muy valioso! ¡Naciste para cosas grandes!

Hombres, veo que es tan necesario dirigirme a ustedes. Los varones son más importantes y valiosos de lo que creen o de lo que les han hecho creer. Sin embargo, es algo que no se reconoce o no se dice a diario. Actualmente es más frecuente escuchar sobre lo buenas y valiosas que somos las mujeres, pero poco o nada se dice de las cualidades de los varones. ¿Cuántas veces alguien cercano te dijo cuánto vales? Muy pocas o tal vez ninguna. Quizás en tu entorno piensan que no es necesario decírtelo y por eso, probablemente, desconoces las grandes capacidades que hay dentro de ti.

Existen millones de hombres en el mundo. Pero no todos se conocen ni saben las cosas increíbles que son capaces de hacer. ¿Quién es el hombre? ¿Por qué fue creado? ¿Por qué fue puesto en este mundo? ¿Cuáles son sus potencialidades? Estas preguntas están en el corazón de las personas y muchas veces se quedan sin respuesta.

Verdaderamente, ¡Dios te hizo tan bien! Tu diseño es perfecto. ¡Perfecto para grandes propósitos! Y aquí me atrevo a enumerar algunas de las más importantes cualidades que tienes.

  1. Naciste para ser un gran líder. Tienes una gran capacidad de liderazgo y de decisión. No en vano la historia de la humanidad cuenta con grandes líderes hombres. Y esto tiene una explicación. Los hombres utilizan predominantemente el hemisferio izquierdo del cerebro, que se relaciona con el pensamiento lógico y racional. El cerebro masculino se caracteriza por analizar, explorar y construir un sistema.Los hombres tienden más a averiguar cómo funcionan las cosas, tratando de entender las reglas que rigen el comportamiento de un sistema, con el fin de predecirlo o reinventarlo. Estatendencia a la sistematización es un mecanismo evolutivo que en determinado momento histórico fue necesario para inventar herramientas y armas para la caza y defensa. Al ser menos emotivo que las mujeres, los obstáculos o los sentimientos adversos no te derrotan fácilmente pues te concentras más en la solución de los problemas y en alcanzar los objetivos.

Esta potencialidad de líder no debe ser desperdiciada ni mal usada. ¡Úsala para dignificar a los que tienes a tu alrededor y para liderar proyectos de manera justa! La capacidad de ser un gran líder va muy de la mano con el autodominio. Y al primero que estás llamado a liderar es a ti mismo:

«Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo» (Aristóteles).

Y si estás pensando que no puedes vivir la castidad porque “no puedes” o “no sabes cómo controlarte”, ¡estás muy equivocado! ¡Tienes en tu interior no solo lo necesario, sino mucho más para lograrlo!

  1. ¡Eres fuerte! ¡Tienes una gran fuerza dentro de ti!

Sé que sabes que tienes una gran cantidad de testosterona. Pero, ¿conoces por qué Dios te creó así? Tal vez crees que esa testosterona es la razón por la cual es difícil vivir la castidad. Si es así, ¡estás muy equivocado! La testosterona es la hormona de la acción. Te da una gran fuerza. Y es la explicación de que los hombres iniciaran los deportes y la razón por la cual mientras más ocupados y concentrados estén, y menos tiempo tendrán para dejarse guiar por la lujuria. Cuando no sacas esa testosterona de una manera positiva, es decir, haciendo un buen uso de la fuerza que te da, esta se acumula y hace que se desate un gran deseo sexual.

En estudios recientes recopilados por la neuropsiquiatría se demuestra que el área pre-óptica medial del cerebro, que es donde se sitúa el impulso sexual, es 2.5 veces mayor en el hombre que en la mujer. El hombre necesita de ese impulso no solo para experimentar su sexualidad sino también para hacer valer su fuerza y conquistar el mundo, entre otras muchas capacidades que derivan de la energía sexual como el empuje, el valor, el coraje, la creatividad, la iniciativa y la dirección clara.

La finalidad de la testosterona es la acción, que el hombre haga cosas, ¡y cosas buenas! Si ahora sientes que es muy difícil vivir la castidad, haz deporte, de preferencia al aire libre, y trata de mantenerte ocupado en buenos proyectos que permitan el desarrollo de todos tus dones.

  1. Tienes el llamado a ser protector

Si miramos hacia atrás en la historia, podemos decir que los hombres, desde épocas primitivas, sienten ese llamado a ser protectores. Y ese llamado es tan fuerte que prevalece hasta hoy. Fueron los hombres quienes inventaron las armas para proteger y dar sustento a sus hogares. Ustedes las innovaron en la ingeniería para poder darle un mejor hogar a sus familias. Por eso, todo chico alberga un profundo deseo de querer y proteger a una chica. Su llamado a amar es más profundo que la tentación de poseerla.

Esta es una de las señales más claras de una auténtica hombría: ser capaz de ver la dignidad de una mujer, especialmente cuando ella misma no lo hace. Un verdadero hombre no se aprovechará de una mujer que no comprende y valora su propio valor.

Jason Evert dice:

 «En el fondo sabemos que requiere más hombría proteger la inocencia de una chica que arrebatársela. Después de todo, ¿qué exige más fortaleza? Obviamente es más fácil bajarle las defensas a una chica con tus palabras que preservar su pureza. La opción fácil sólo requiere que ella sea débil. La opción más difícil requiere que tú seas fuerte».

Luego de enumerar las características que hacen de ti un ser realmente maravilloso, quiero mostrarte las mentiras que muchas veces te quieren hacer creer y que no te ayudan a ser un hombre de verdad:

  1. “Las mujeres buscan un galán”. ¡Mentira! Si quieres una mujer de verdad con integridad y valores, ese tipo de chica no busca “galanes” ni “bad boys”. Una buena mujer quiere un caballero. Y por “caballero” no me refiero solo a un chico lindo que le dé regalos y le abra la puerta. Además eso lo puede hacer cualquiera. Una buena mujer lo que realmente busca es un hombre que la honre. Recuerda que de la misma manera en la que una mujer está llamada a respetar a un hombre, un hombre está llamado a honrar a una mujer.
  2. “La pornografía y la masturbación son inofensivas (o buena)”. Leamos este corto testimonio de un hombre como tú que pensó que la pornografía y la masturbación no le harían daño:

«Conforme fui avanzando en edad, ya las revistas no terminaban de satisfacerme. Cada día iba creciendo mi adicción, por lo que empecé a leer historias de contenido sexual mientras creaba las imágenes en mi mente y me metía tanto en la historia que era como si yo las viera. Recuerdo que me masturbaba incluso hasta tres veces en el mismo día. Creía que eso era la gloria, lo mejor del mundo. No me daba cuenta de que mis relaciones interpersonales eran cada vez más decadentes mientras yo vivía en un mundo de satisfacción personal». (Anónimo).

¿Sabías que cerca del 80% del fracaso matrimonial es por la pornografía? Esta te da una imagen irreal de la mujer que hará que nunca te sientas satisfecho y que cosifiques a todos a tu alrededor, incluso a ti mismo.

  1. Un hombre de verdad tiene muchas mujeres”. ¡Falso! Tu corazón y tu cuerpo no son un juego para entregárselos a todo el mundo. La promiscuidad del hombre refleja principalmente dos cosas: la primera, que no tiene el coraje ni la valentía para dominarse a sí mismo y, la segunda, el gran vacío afectivo que tiene dentro de sí.

Hace unos días conversaba con un amigo que tenía relaciones sexuales cuando quería durante su soltería. Ahora, con su actual enamorada, tiene una relación tóxica. Él me decía: “algo anda mal en mí y necesito ayuda. Cuando estaba soltero tenía relaciones con varias chicas y ahora, por no estar solo, aguanto que mi enamorada me trate mal”.

Además, me contó que debido a esa conducta pasada hoy le es muy difícil ser fiel. Y es así como sucede: si no aprende a ser fiel a sí mismo por la virtud de la castidad, menos podrá ser fiel a otra persona en el presente o futuro. La fidelidad es como un músculo que se debe ejercitar todos los días cuando se está soltero —eso incluye no ver pornografía o caer en la masturbación— y no solo cuando se está en una relación o casado. Lo que te quiero decir es esto: lo que cultives hoy en tu soltería es lo que cosecharás mañana en una futura relación o matrimonio.

¡Ya sabes! ¡Ustedes son muy valiosos! ¡No debes hacerle caso a esos mensajes que te quieren convencer de lo contrario! Y no hay mejor manera que destruir esos mitos que con el testimonio. ¡Nosotras las chicas queremos hombres, pero hombres de verdad! Queremos que nos amen, respeten y, por sobre todo, que sean dueños de sí mismos por medio de la virtud de la castidad.

¡Así, púes, valórate a ti mismo y no temas de optar por ejercitarte en la virtud de la castidad para poder amarnos de verdad!

Nadia Montoya, 22 años, Colaboradora de LOV, Estudiante de Medicina.

Artículo escrito para La Opción V

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V, a menos que procedan de otra fuente. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

 

 

Deja un comentario