Treating Pornography Addiction, por Dr. Kevin B. Skinner

Tal vez el mejor libro que he leído sobre cómo vencer a la pornografía es uno que se llama Tratando la adicción a la pornografía [Treating Pornography Addiction. The Essetial Tools For Recovery], por el doctor Kevin B. Skinner. No puedo dejar de recomendarlo.

En él habla de lo que se llama “la secuencia de activación” o “la carretera de la pornografía”. Voy a explicar lo que quiere decir. Cuando una persona cae en la pornografía, sabemos que al menos dos cosas ocurrieron.

Número uno: algo hizo que el motor encendiera, la idea de ver pornografía pareció atractiva. La segunda cosa que pasa es el hecho de ver pornografía.

Pero el doctor Skinner dice que hay al menos cinco etapas entre la dos que ya mencioné. Al examinar cada una de estas siete etapas y cómo se aplican a nosotros individualmente, vamos a ganar conciencia de nosotros mismos y ser capaces de crear una secuencia de desactivación, o si lo piensas como una carretera de pornografía, entonces seremos capaces de dar una vuelta en U. Entonces, voy a mencionar cada etapa y explicar un poco de cada una.

  1. Estímulo o detonante
  2. Una respuesta emocional
  3. El primer pensamiento
  4. La liberación química
  5. El lenguaje corporal
  6. La batalla
  7. El comportamiento

Veamos uno por uno:

El primero es el estímulo o desencadenante, es eso que te hace querer ver pornografía. Puede ser algo obvio, como el catálogo de Victoria’s Secret que llegó por correo, o una escena suave de sexo que viste en televisión, o puede ser solo escuchar música con una letra muy mala, pero también puede ser algo menos obvio cosas como alguna pelea que tuviste con tu esposo o esposa, o puede ser sentirse emasculado o rechazado. Como dije antes, es importante que pienses en tu caso en particular, cómo todo esto se aplica a ti. Toma una libreta y anótalo, ya que es la única manera que identifiques y puedas hallar una forma de crear una secuencia de desactivación.

La número dos es una respuesta emocional, vas a sentir algo como curiosidad, entusiasmo, y esto está vinculado con el número tres, que es el primer pensamiento. Van en simultáneo. Así que tienes este pensamiento que está alineado con la emoción, como: “¿Qué pasaría si escribo su nombre en Google? ¿Qué veré?” “Me pregunto, ¿qué encontraré si entro a Internet ahora? Será algo que nadie tiene que saber”.

Número cuatro, la liberación química. Es importante que te des cuenta que tu cuerpo se está preparando para lo que vendrá a continuación, esencialmente, el clímax. Si ya has visto pornografía en el pasado —quizá has visto pornografía por determinadas razones, porque te has sentido con miedo, decepcionado o rechazado—, es en esos momentos, después de pasar por el estímulo o desencadenante, que tu cuerpo ha aprendido qué hacer y a dónde ir, así que estos químicos ya son liberados en tu cerebro aún antes de que hayas mirado pornografía.

El número cinco es el lenguaje corporal. Las personas pueden responder de diferentes maneras. Hay cosas obvias como el cosquilleo en la ingle, la dilatación de las pupilas, una vez alguien me dijo que empezaba a temblar casi violentamente aunque no tenía frío, puedes también tener manos sudorosas, etc.

El número seis es la batalla. Del pensamiento que gane esta batalla dependerá el comportamiento posterior. El doctor Skinner lo llama “el segundo pensamiento”, porque aquí tenemos un conflicto de pensamientos, es como un sistema de seguridad de la mente, así que no solo tenemos que reaccionar, tenemos que responder a esta tentación. Así que los pensamientos a favor pueden ser como estos:

  • “Nadie tiene que saberlo”.
  • “He hecho esto miles de veces en el pasado, una vez más no me hará daño”.
  • “Esto ya viene molestándome estos días. Sé que eventualmente caeré, así que mejor me meto de una vez y continúo con mi vida”.
  • “Estoy tan cansado de tener que recurrir a mi esposo o esposa por mis deseos sexuales, y puedo notar que lo(a) estoy molestando, así que si veo pornografía, entonces es algo bueno para mi matrimonio, porque no tendré que recurrir a ella tan seguido”.

¿Ven cómo nos engañamos a nosotros mismos?

Pero también tenemos pensamientos en contra, como:

  • “A mi esposa o esposo no le gustaría que haga esto”.
  • “Mi hijo está en la habitación del costado, no puedo hacer esto”.
  • “Nunca me ha hecho feliz en el pasado, necesito parar”.

El pensamiento que gane va a ocasionar el comportamiento posterior, y eso nos lleva al número siete:

El comportamiento que, como dije, es el resultado de la batalla. O nos alejamos y buscamos ayuda, o caemos y vemos pornografía.

cuadro2

 

Así que, ¿cuál es el plan de batalla que necesitamos?

#1) necesitamos encontrar maneras para prevenir incluso que se inicie la secuencia de activación;

#2) necesitamos reconocer cuándo ha empezado esa secuencia de activación y planear de antemano qué pensamientos y acciones usaremos para interrumpirla; o si piensas en esto como una carretera que conduce a la pornografía, qué pensamientos y acciones vas a usar para dar una vuelta en U en esta carretera.

Matt Fradd

FUENTE: Porn Activation Secuence

Transcripción y traducción de Fabiola Espinoza

Deja un comentario