¡Los jóvenes queremos una Opción y no una imposición!

Los jóvenes de hoy estamos viviendo en un mundo saturado de mensajes sexuales y eróticos. Continuamente se nos propone el “ideal” del hedonismo, es decir, buscar el máximo placer y la gratificación inmediata. En este ambiente saturado de sexo —cine, televisión, Internet, radio, música [sobre todo reggaeton], revistas, amigos, profesores, sicólogos, familiares, etc.— se nos ofrece como lo normal y única opción el tener relaciones sexuales “sin esperar”. Lo único que si les preocupa a todos es que sea “seguro”.

Los gobernantes parece que no tienen otra salida más que someterse a las agendas internacionales que ante los embarazos precoces o la transmisión de enfermedades sexuales presentan como la única salida repartir gratuitamente preservativos ya en los colegios, o imponer la píldora del día siguiente o el aborto para deshacerse del fruto del supuesto amor.

Los chicos que están de enamorados o novios se llenan de “falacias” (es decir, argumentos falsos pero aparentemente verdaderos que inducen al error o engaño) para justificar algo que debería estar reservado únicamente para el matrimonio. Para adelantar las cosas, se dicen:

“No tiene nada de malo si nos amamos”

“Es expresión y demostración de amor”

“Mientras los dos estemos de acuerdo no hay problema”

“Es importante explorar los cuerpos y conocerse sexualmente para ver si somos compatibles”

“El sexo es una necesidad, no se puede resistir al llamado de las hormonas”, etc.

Como decía genialmente G. K. Chesterton: “Las falacias no dejan de ser falacias porque se convierten en modas”. Y eso exactamente es lo que sucede hoy en día: las falacias se han convertido en moda, y el hecho de que “todos lo hacen” parece ser el argumento último para convencerse o convencer a los demás de que “no tiene nada de malo, es normal, es bueno”.

Tengo 17 años. Yo he nacido y crecido rodeado por este continuo bombardeo que ya parece ser un incesante lavado cerebral: se nos ha obsesionado con el sexo, porque el sexo vende.

Harto de que se nos imponga esta mentalidad, de que todo el día y todos los días se nos quiera meter mensajes sexuales por los ojos, oídos y sentidos, yo he tomado una decisión:

Rebelarme, con todas mis energías juveniles ante este mensaje impuesto que nos trata de convencer a los jóvenes de que lo más importante para nosotros es el sexo, y de que vamos a ser felices cuando tengamos sexo al estilo pornográfico, y de que mi hombría depende de cuantas mujeres pueda seducir sexualmente.

Ese discurso gastado no me convence, porque veo a tantos chicos aprovecharse de la ingenuidad de las chicas, y a tantas chicas sufrir porque entregaron algo a quien no se lo merecía. Hoy se arrepienten, pero ya es demasiado tarde. Cayeron en la trampa, y una vez en ella, es demasiado difícil salir.

Soy de los jóvenes inconformistas que exigen otra respuesta, que buscan un amor verdadero porque creen que existe (a pesar de que “la mayoría” dice que no existe tal amor, porque no supieron buscar donde se le encuentra), y que cree que para encontrar ese amor el camino es la pureza o castidad. ¿Contracorriente, verdad?

No soy ingenuo. Soy un luchador. Sé que no es algo fácil. Sé que, como decía Eduardo Verástegui, vivir la castidad es ir contracorriente todos los días. Por eso, es para hombres de verdad, para hombres que creen que la cumbre de un nevado se puede conquistar. Sé que requiere de un compromiso decidido, valiente, audaz, requiere de un esfuerzo y lucha diaria, de un combate interior para lograr la mayor de las conquistas: la conquistar de uno mismo, el dominio de tus propias fuerzas e impulsos sexuales para poder canalizar y orientar rectamente esos impulsos en la entrega única y fiel a una sola persona, en el momento apropiado: el matrimonio. ¿Me motiva? Mi futura esposa. Pienso en ella, pienso que vale la pena guardarme para ella, pienso que es fundamental entrenarme desde ahora en el respeto a las mujeres si quiero serle fiel a ella, mi futura esposa. En vez de la satisfacción inmediata llena de promesas, prefiero educarme en la espera que me hará más hombre.

Y sí, ¡creo en el matrimonio, porque creo en el amor verdadero, ese amor que nunca pasa! Y porque creo en ese amor, estoy luchando día a día por conquistarlo. Sé que la cima del amor no la alcanzarán los mediocres, los que se dejan seducir y se entretienen con las cosas rastreras, sino que la alcanzarán aquellos que escalan las paredes más empinadas con la convicción de que ¡SÍ SE PUEDE!, y de que esa cima está allí, esperando ser conquistada por los atrevidos, por los decididos, por aquellos que no se conforman con el aburrimiento infinito que trae consigo la diversión sin fin. Yo no me conformo con seguir la corriente, con hacer lo que todos hacen: quiero ser diferente, quiero ser hombre de verdad, un hombre que en el futuro sea capaz de amar a una mujer de verdad y demostrárselo con el respeto y la fidelidad total.

Finalmente, quiero lanzar un reto a toda nuestra sociedad: si es cierto que vivimos en un mundo de democracia y libertad, yo reto a los gobiernos que no sólo nos repartan preservativos y nos enseñen como tener “sexo seguro”, que no sólo se imponga en los colegios la “educación sexual inclusiva”, sino que tengan la valentía y audacia de enseñarnos también otra opción, la opción diferente, contracorriente: la opción de esperar y respetar a las mujeres, la opción de enseñarnos a dominarnos a nosotros mismos y a no depender de preservativos y píldoras que lo único que hacen es alentarnos a la promiscuidad y decirnos, en otras palabras: “como ustedes jóvenes son incapaces de dominarse a sí mismos, la única opción es tratarlos veterinariamente y esterilizarlos con plásticos y químicos”. ¿Y los que no queremos seguir esa opción? ¿Por qué nos imponen esa alternativa como si fuese la única? ¿Por qué nos callan? ¿Por qué nos atacan y someten al bullying sicológico para que nos amoldemos y vayamos en una sola dirección?

Si nos quieren hacer creer que sólo hay un camino, el camino del “sexo seguro”, entonces ¡no hay libertad! ¡Y los jóvenes nos resistimos a la imposición! Queremos tener la libertad para hacer una opción, queremos que también se nos informe de esa otra opción para que cada cual pueda elegir su destino futuro. Yo estoy decidido a aportar esa otra opción y ayudar a los jóvenes que como yo mantienen viva la esperanza de encontrar un amor verdadero, el único que puede realmente satisfacer nuestras necesidades mas profundas de felicidad.

Giovanni L., Costa Rica.

Escrito para La Opción V

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V, a menos que procedan de otra fuente. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

15 Comments

  • 16 enero, 2014 By ¿Loqué?

    ¡Excelente artículo!

  • 16 enero, 2014 By Maria Angelica

    Maravilloso padre excelente Argumento y pensar que habia estado engañada tooodoo este tiempo.

  • 16 enero, 2014 By Valentina

    ¡Que gran artículo! Mucha oración para combatir esas tentaciones y pecados.

  • 17 enero, 2014 By Renzo

    !me gusto el articulo! pero opino que es en ambos casos , no solo el hombre sino de la mujer……. yo he vivido mi castidad hasta los 25 años como varón….. eh incluso he tenido que combatir contra este aspecto , en un par de ocasiones , como se diría el otro lado de la moneda, un varón presionado por una mujer. para adelantar el proceso que teníamos que llevar.. ahora que me encuentro separado, esperando la nulidad de mi matrimonio civil y luego espero de mi matrimonio religioso….vivo mi castidad y fidelidad al único que siempre estará conmigo ,Dios….le pido siempre a la virgen que interceda y me de fuerzas.. para no caer y no desmoronarme….por que así es mi fe , y soy feliz así. ……….

    Animo, que somos seres pensantes , no somos simples animales… todo se puede…pero lo importante de todo , es que seas Feliz en gracia de Dios y contigo mismo….

    • 22 enero, 2014 By vale

      Excelente artículo, una pena que de esto no se hable en los medios porque hay muchas personas que les haría bien escuchar este pensamiento y saber que somos capaces con la ayuda y la gracka de Dios.

  • 23 enero, 2014 By Rosa

    Pero vivir con estas convicciones es muy duro, porque la gente te considera estúpido, que estás desperdiciando tu vida y que te estás perdiendo algo fantástico si no lo practicas. Cuando digo a mis conocidos que yo espero vivir eso “tan fantástico” con un hombre que piense como yo, que me ame con amor de marido no como satisfacción puramente animal o biológica, me dicen que vivo en un cuento de hadas y que me voy a quedar sola. De hecho, hasta sienten pena por mí. Nunca he cedido y a los hombres que se me han acercado les hace como gracia mi virginidad o me han tratado como tontita o como que no sé de qué va la vida, vamos que soy una ingenua. Incluso los ha habido que me han rechazado por ser virgen, lo ven extraño, raro, algo a lo que temer. No soy feliz porque no tengo una pareja, pero veo que mis conocidos tampoco son felices por mucho sexo que practiquen. Van de fracaso en fracaso, intentando una y otra vez establecer una relación de pareja, pero les veo que cuando se emparejan no tienen fe verdadera en su relación, en el amor, en el compromiso de cuidarse el uno al otro. Les noto egoísmo, piden mucho a sus parejas pero no se dan nada mutuamente.

    Entonces pienso en quién es más infeliz. Si yo que espero algo auténtico y no lo encuentro o ellos, que se emparejan, se relacionan y fracasan una y otra vez. Llegan a los 30 y pico de años hartos de la vida, desengañados, a vuelta de todo, amargados, aburridos y sin ilusión. Su experiencia triste hace que te intenten quitar tu ilusión por una vida luminosa en pareja, te sabotean diciéndote que eso no existe, que eres una boba que vive de sueños, una beata.

    Es muy triste, la verdad y muy duro defenderte continuamente de las burlas.

    • 23 enero, 2014 By laopcionv

      Animo Rosa! no estas sola en esta lucha!! haces bien en mantenerte firme, sino, serás “una mas”, y como dices, más infeliz de lo triste que te puedes sentir ahora… paciencia! Gracias por compartirnos tus sentimientos, tus reflexiones, eres una mujer sensata, inteligente, y muy valiente!! Nos puedes decir de que país nos escribes, y tu edad? gracias!

      • 24 enero, 2014 By Rosa

        Hola, os escribo desde España y tengo 38 años. Mi edad es mayor que la media para la que está dirigida este blog, que es para gente jovencita que empieza a vivir. Podría decirse que por mi edad yo fui como vosotros y algunos/as sereis como yo cuando lleguéis a mi edad.

        Si ahora sentís presión por parte de la sociedad o de vuestros allegados, amigos, compañeros de trabajo o estudio, imaginaos esto con 38 años. La de años que llevaréis de sermones en que os dirán que estáis desperdiciando vuestra vida, que os quedaréis sol@s… Y las situaciones incómodas cuando alguien interesado en vosotros se os acerque y sepa vuestra opción. Es un camino duro, y os harán sentiros tristes, incluso hasta marginales. La recompensa es que uno se siente bien consigo mismo y que sabe que está haciendo algo que agrada a Dios. Habrá momentos en que dudaréis, en que la presión os hará desfallecer y pensar en tirar la toalla, en replantearos esta opción. Dudaréis en si os estaréis equivocando y los demás que parecen disfrutar de experiencias amorosas tendrán la razón. Ser el “diferente” en tu círculo de amigos, aunque sean buenos amigos y acaben por respetar tu opción, no es fácil de sobrellevar. Habrá otros “amigos” que harán cotilleo de vuestra virginidad. Algún hombre, sobretodo si sois mujeres, se acercará divertido por vuestra virginidad y tratará de conquistaros tratándoos como una tontita o una niña pequeña que necesita ser aleccionada. Otros os dirán que si no deseáis tener relaciones es porque no sabéis de qué va la vida. Intentarán convenceros que la cama es imprescindible para que dos personas establezcan una relación. Y cuanto más mayores os hagáis, más presión tendréis. Se da por supuesto que un adulto hecho y derecho, para que me entendáis, un adulto de más de 30 por ejemplo, no puede andar perdiendo el tiempo intentando asentar la base de una relación sin tener sexo.

        Os dirán que es perder el tiempo y que es una actitud de quinceañeros sin experiencia. No os sentiréis comprendidos y esa persona que os interesó, que os gustaba, os saldrá con este tipo de razonamientos. Una oportunidad más para encontrar una pareja se desvanecerá. Preparaos para eso, porque duele y mucho. Tener que dejar atrás a alguien que te gustaba de verdad porque no escucha tu razonamiento, no se plantea si valdrá la pena esperar, consolidar una relación apostando por conocer al ser humano sin pasar por la cama. Encontraréis hipócritas en círculos saludables, como por ejemplo, grupos de amigos de una parroquia, asociaciones cristianas, etc. Gente que predica una cosa y a la hora de la verdad, cede a la presión social.

        Y pensad que no sabéis qué plan tiene Dios para vosotros, quizá no tenga a nadie especial para vosotros. Que una de las pruebas de vida que os pone es pasarla sol@. Esto debéis tenerlo en cuenta: no penséis que es 100% seguro que Dios os premiará con un amor auténtico si os guardáis la pureza. Dios no premia a aquellos que hacen cosas para ganar algo. Premia a aquellos que lo hacen sólo para agradarle a Él, como prueba de Fe. Confiar en Él sin esperar nada a cambio. Sólo por amor a Él. Nadie sabe qué planes tiene Dios para cada uno de nosotros.

        Tened esto muy en cuenta.

        • 24 enero, 2014 By laopcionv

          Excelente Rosa, gracias por tu aporte tan valioso, de quien ha luchado tantos años contracorriente! Gracias por alentarnos y hablarnos tan claro de todo lo que nos espera a quienes como tú queremos ir contracorriente!!! Pero gracias a personas como tú, sabemos también que NO ESTAMOS SOLOS! :)

  • 27 enero, 2014 By José

    Muy cierto. Pero no estoy de acuerdo en la forma en que está planteado, como si los hombres fuéramos los responsables y las mujeres las pobres víctimas. Tengo 35 años y todavía no conocí una sola mujer que no tuviese relaciones sexuales. Y en mi experiencia personal, fui presionado en mi juventud por una ex novia. Asi que la cantinela de “resistan mujeres” no me la creo: es de los dos lados la cosa. Y en todos los años que resistí el deseo sexual, las chicas de mi generacion no lo hicieron. Y llegado el momento hasta se burlaron. y no me faltaba atractivo. Asi que espero un poco mas de neutralidad en este tema. y si necesitan pruebas de lo que digo, tengo nombres y apellidos y grabaciones de conversaciones de chicas modernas. La verdad es que me pone furioso cuando, desde la propia Iglesia, se nos trata a los hombres como los culpables de todo- Mi Dios! Ojalá Jesucristo reivindique nuestro honor alguna vez. Porque parece que los miembros eminentes de la Iglesia NO lo van a hacer.

    • 27 enero, 2014 By laopcionv

      Estimado Pepe, agradecemos tu aporte, tienes razón en lo que dices, domina tu furia y escríbenos una versión neutral de la misma, así nos ayudas no sólo expresando tu protesta, sino aportando positivamente. Gracias

      • 27 enero, 2014 By José

        Bien. Yo corregiría este párrafo: “A ustedes, jóvenes varones, les digo: ¡Aprendan a dominarse a sí mismos! etc- Y pondría: “A TODOS ustedes les digo”. Porque las chicas tampoco se dominan. Si no, vean como beben alcohol, por ej. O como cambian de parejas sexuales.
        Y este otro párrafo: “A ustedes, jóvenes mujeres, les digo: nunca cedan ante la presión de un enamorado o novio que les diga: “no puedo dominarme, es una necesidad para mí, no puedo esperarte” Y pondría ” A TODOS ustedes, no cedan a la presión de novio o NOVIA. Y si insiste, déjenlo/a”. Porque todos los que intentamos ser fieles a nuestra fe, hemos sentido presiones. A veces caímos. Y además, a muchos hombres nos ha ido mejor con las mujeres cuanto más insensibles y desconsiderados hemos sido. Y mientras más “católicos” nos portamos, peor nos fue. (En el “peor”, se puede incluir el ser traicionado, el ser dejado, etc.). Tal vez elegimos mal a las mujeres. Pero eso se podría decir de ellas también: eligen mal a los hombres- Aunque el menú para TODOS está cada vez más austero.
        Gracias por permitirme expresar mi opinión. Saludos.

        • 27 enero, 2014 By laopcionv

          Bien Pepe, me parece justo, así que lo corregiremos. Gracias nuevamente por tu aporte, y cuando quieras, son bienvenidos tus comentarios! Saludos!

  • 25 marzo, 2014 By Juan Pablo Pérez Ramírez

    Excelente, uno se sorprende que haya personas tan comprometidas en una causa tan noble, tan respetuosa y tan edificante. Dios los bendiga y les de fuerzas para seguir luchando.

  • 22 julio, 2014 By jose

    Gracias por el articulo y espero me puedan ayudar por esta vía, mi vida actualmente se torna en tomar decisiones, no solo de índole sexual, sino decisiones comunes o que son desapercibidas, realmente leyendo esto estoy claro que no me siento libre en tomar decisiones, quisiera pautas que me ayuden .

Comments closed.